ÚLTIMA HORA

Rastreadores del ciberespacio

 01:27  
Un agente del Emune de Alicante frente a un ordenador.
Un agente del Emune de Alicante frente a un ordenador. JOSE NAVARRO

Agentes especializados. No paran de reciclarse para ir a la velocidad con la que corre la tecnología. Media docena de agentes, integrados en el Equipo de Mujer y Menor de la Guardia Civil (Emume), siguen el rastro en la provincia todo tipo de ciberdelitos. Su primera función es localizar el ordenador desde el que opera el infractor.

S. LL. No suelen llevar uniforme y sus conocimientos en nuevas tecnologías van mucho más allá de la imagen poco modernizada, obsoleta, que ofrecen las instalaciones en las que se encuentran sus dependencias en el interior de la Comandancia de la Guardia Civil de Alicante. Están constantemente reciclando conocimientos y haciendo cursos para ir con la misma rapidez con la que se mueve el mundo que hay detrás de la pantalla del ordenador. Son los agentes especializados en ciberdelitos del Equipo de Mujer y Menor de la Guardia Civil (Emume), una especialidad en la que trabajan media docena de profesionales en la provincia que no solamente se encargan de perseguir delitos cometidos en la red, sino que suman a su actividad charlas en colegios e institutos que buscan educar, formar e informar a chavales y docentes. Una función que comparten con la Policía Nacional, cuerpo que también cuenta con una brigada especializada en delitos informáticos: la BIT (Brigada de Investigación Tecnológica).

Perfiles falsos
Dos agentes del Emume explican, a preguntas de este diario, que la red ha cambiado el modo de delinquir, pero no el delito. "Se les acuña nombres anglosajones que hacen referencia a conductas delictivas en internet, pero luego el delito a perseguir ya está tipificado", indica uno de los agentes.
Así, vienen a diferenciar entre los casos en los que se produce el típico acoso, pero trasladado a la red (el ciberacoso) de aquellos en los que otra persona, normalmente un mayor de edad, crea un perfil falso en las redes sociales para iniciar un contacto con su víctima, casi siempre una niña. Es el grooming, y se distingue de los demás porque el fin que se persigue es sexual. Según estos expertos, el grooming es uno de los delitos que más se está repitiendo y, a diferencia del ciberacoso, que se produce entre chavales cercanos, éste suele proceder de desconocidos. "Internet ha abierto un abanico de posibilidades para estas personas. Antes eran parques o zonas aisladas donde merodeaban estos perfiles, el típico mirón. Ahora están en internet, donde el anonimato ha hecho que proliferen este tipo de casos".
Los agentes del Emume también destacan otro fenómeno cuyas consecuencias están dando quebraderos de cabeza a muchos jóvenes: el sexting. Se trata de una práctica a través de la cual los jóvenes se intercambian fotos en actitud provocativa. El envío de la imagen siempre es voluntaria, pero el posible delito se da cuando, por circunstancias de enfado, de traición o por la ruptura de una pareja, el receptor de la foto la utiliza para ridiculizar a la que pasa a convertirse en víctima.
La principal función de los agentes especializados en delitos en la red, una vez llega la denuncia, es rastrear la dirección IP desde la que se emitieron los mensajes. "Muchas veces la denuncia se ha presentado en Alicante, pero el rastreo de la IP nos ha llevado a otras provincias, y viceversa, ocurre mucho en los asuntos de grooming. Entonces buscamos la colaboración de otros compañeros", apuntan.
Recomiendan que siempre que se perciba acoso se guarden los mensajes, y en las charlas que imparten en los colegios insisten en que los padres deben limitar el uso a internet. "Es como la calle. A un niño de 14 años no lo dejas todo el día por ahí o hasta las 5 de la mañana", señala uno de ellos.
Explican que el acoso o ciberbulling suele ser denunciado por los padres. "En un 99% de las veces son los padres los que presentan la denuncia. Lo hacen cuando el menor ya no puede más y entonces termina contándolo en casa", añaden. La gran mayoría proceden de Tuenti y Facebook. Otro grueso de las actuaciones del Emume lo conforman los casos de pedofilia. La sede del Emume está llena de cajas en cuyos lomos puede leerse "Pornografía Infantil". Forma parte de los delitos que persiguen desde el Emume, al igual que los relativos a la corrupción de menores, si bien suelen ser cometidos por mayores de edad. "Y de todo tipo de condición social", añaden.
Y como hay que estar al día, el Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil tiene cuenta en Tuenti y en Facebook, desde donde pide colaboración ciudadana para denunciar estos casos. Su último posicionamiento: en Twitter, con casi 7.500 seguidores.

publicidad
promoción
  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO
  CONÓZCANOS:  CONTACTO |  INFORMACION |  LOCALIZACIÓN |  CLUB INFORMACION |  PROMOCIONES     PUBLICIDAD:  TARIFAS |  CONTRATAR PRENSA | CONTRATAR WEB  
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de INFORMACION.es. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
Otros medios del grupo
Diari de Girona | Diario de Ibiza | Diario de Mallorca | Empordà | Faro de Vigo | La Opinión A Coruña | La Opinión de Granada | La Opinión de Málaga | La Opinión de Murcia | La Opinión de Tenerife | La Opinión de Zamora | La Provincia | La Nueva España | Levante-EMV | Mallorca Zeitung | Regió 7 | Superdeporte | The Adelaide Review | 97.7 La Radio | Blog Mis-Recetas | Euroresidentes | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya