19 de noviembre de 2017
19.11.2017

Los cerezos también se visten de rojo

La llegada del otoño propicia bellos paisajes cromáticos en las comarcas de l'Alcoià, El Comtat y las Marinas, que rivalizan en espectacularidad con la blanca floración de la primavera

20.11.2017 | 12:16
Los cerezos también se visten de rojo
Las hojas de los cerezos han pasado del verde a una extensa gama de ocres que alcanzan hasta el rojo intenso, como se puede apreciar en esta imagen de Planes.

El colorido de los frutales se complementa con los propios del bosque.

Los cerezos, aparte de por sus suculentos frutos, gozan de popularidad por las impresionantes floraciones que protagonizan en primavera. Pero hay otro momento, menos conocido, que también alcanza cotas similares de espectacularidad, y que se está registrado justo ahora. Y es que estos árboles tienen la virtud de cambiar su blanco traje primaveral por otro de color rojo intenso en otoño, propiciando bellos paisajes cromáticos de los que se puede disfrutar en estos momentos en la comarcas de l'Alcoià, El Comtat y las Marinas.

El espectáculo de los cerezos en flor viene siendo desde hace años un potente reclamo turístico en lugares como el Valle del Jerte, y de un tiempo a esta parte cada vez más también en las comarcas del interior de la provincia de Alicante. Los blancos paisajes de primavera son una irresistible excusa para viajar y disfrutar tanto de este fenómeno como del permanente encanto de las zonas rurales.

Pero hay otro momento también protagonizado por los cerezos que rivaliza en espectacularidad con el que se produce en primavera, y que de momento no es tan conocido. Y es que la llegada del otoño propicia que las hojas de estos árboles frutales pasen del verde a una inmensa gama de ocres que llegan hasta el más llamativo rojo intenso.

Y ese instante, casi más efímero si cabe que el de la floración, se está produciendo justo ahora, en que los paisajes de comarcas como l'Alcoià, El Comtat, la Marina Alta, la Marina Baixa y, también, una parte del Vinalopó, adquieren una belleza irresistible. El colorido de los cerezos, además, se complementa con el de otras especies propias del bosque caducifolio, y con el de los chopos que se acumulan en el fondo de los valles junto a los ríos.

Algunos de los puntos más atractivos en estos momentos son la comarca de El Comtat, en las inmediaciones de Planes y Almudaina, y los valles de Gallinera, Alcalà y Laguar en la Marina Alta. A todos estos puntos se puede acceder desde la autovía A-7, que une Alicante y Valencia por el interior, tomando a la altura de Muro la comarcal que enlaza con Pego.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine