13 de noviembre de 2016
Vuelta de hoja

El proceso

13.11.2016 | 01:31

Llego al estudio con la puñalada del frío traicionero metida hasta el alma. Se comenta que en la Font Roja ha nevado. Fuera, la Glorieta soporta un sol helado y el amarillo empieza a invadirlo todo. Venía pensando en la fugacidad del tiempo, en esa absurda inercia de mantenernos en pie y seguir caminando hacia ninguna parte. Enciendo el ordenador y ojeo periódicos digitales en busca de alguna noticia digna de comentario. Más de lo mismo. Los designios del mundo están en manos de una señora con mechas y de un histrión megalómano (gana el histrión, al parecer). El PSOE se hunde. Al PP le siguen creciendo las ranas cargadas con macutos de turbio contenido. A uno de Podemos le quieren enchironar por contar chistes macabros o de dudoso gusto. El maestro Forges dice que, hoy por hoy, España da para cincuenta o sesenta chistes al día. Queda demostrado que el duque «empalmao» no ha existido nunca. Luis «el cabrón» sí era Bárcenas y todo hace sospechar que la ministra de defensa va a decorar los carros de combate con puntillas, peinetas y primores de organdí. A nivel local, sigue la segregación por sexo en la fiesta. Que nada, que no hay manera de que al mujerío le permitan divertirse. A veces, mi querido Alcoy se desangra con chuminadas. En fin.

Llego al apartado de cultura de uno de esos periódicos y leo para mi regocijo que ha salido al mercado la macro biografía de Franz Kafka del escritor Reiner Stach. El tipo  se pasó más de una década destripando a la cucaracha. De Kafka me lo leí casi todo a una edad en que el estómago del encéfalo no está preparado para digerir según qué lecturas. Con el tiempo entendí medianamente la gran metáfora de un hombre gris, acogotado por los sentimientos de culpa. Casi todo en el mundo kafkiano es hostil y denso como niebla viscosa. «La Metamorfosis», escrita febrilmente de un tirón, es la historia de un acomplejado que no superó jamás el menosprecio de un padre absolutista. Acaba atacando al hijo/ insecto con una lluvia de manzanas que le rompen el caparazón.

En «El Proceso», un hombre es condenado y ajusticiado sin que en ningún momento se aclaren los motivos. Esa es la gran metáfora de la vida. Todos, por el hecho de estar vivos padecemos nuestro propio proceso que entroncaría con el sentimiento macabro/ barroco de la cuna y la sepultura. Estamos condenados a muerte desde que nacemos. Algunos nos angustiamos. Kafka escribió una catedral. Creo que la fragilidad de Franz Kafka era pura fachada. Según algunos apuntes que he leído de la biografía mencionada (a ver si cambio de fortuna y puedo ir a Llorens a por ella para esnifármela toda) el de Praga, menudo como un pardal, cuidaba su alimentación hasta lo obsesivo y hacía deporte con regularidad. Y uno que se lo imaginaba matando fantasmas a absentazo limpio en cualquier tugurio de Praga y calmando su existencialismo entre dulces pechos de meretriz.

Bien, como se ve, hoy tengo  la mañana kafkiana, las noticias son kafkianas, el bajonazo traicionero de la temperatura es kafkiano, lo de Trump, más que kafkiano es tentar a la suerte en el filo de la navaja y yo voy a revisarme la cabeza, no sea que me vea antenas de cucaracha por algún lado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Alcoy/Comtat/Foia

Las Comarcas Centrales elaboran un plan de dinamización económica

Las Comarcas Centrales elaboran un plan de dinamización económica

Concretará los proyectos estratégicos a abordar en infraestructuras y desarrollo -

El centro cultural ya lleva el nombre de Salvador Miró

El centro cultural ya lleva el nombre de Salvador Miró

El Centre Cultural Salvador Miró de Ibi cuenta con una nueva rotulación en la fachada principal....

Exposición dedicada a la Música Nova

El Museu Alcoià de la Festa (MAF) acoge desde hoy una exposición dedicada a la Societat Musical...

Espectacular actuación de Manel en Alcoy

Espectacular actuación de Manel en Alcoy

Más de 700 personas, procedentes de diferentes poblaciones de la Comunidad Valenciana, disfrutaron...

Alcoy muestra un abanico turístico en Fitur con fiestas, naturaleza y tradiciones

Alcoy muestra un abanico turístico en Fitur con fiestas, naturaleza y tradiciones

Un vídeo y una guía anual de eventos recogen desde los Moros y Cristianos hasta las rutas urbanas...

La ciencia llega a los colegios

La ciencia llega a los colegios

La universidad acerca el conocimiento a 720 escolares a través de experimentos y ensayos

Enlaces recomendados: Premios Cine