Alcoy

Un derribo muy tóxico

Técnicos de una empresa especializada retiran el amianto de una nave de Maquinaria Ceres

17.09.2016 | 03:42
Los trabajos de retirada de amianto tóxico empezaron a ejecutarse con gran seguridad a primera hora de la mañana de ayer.

El trabajo se ha llevado a cabo entre grandes medidas de seguridad. La actuación se había demorado por la falta de permiso.

Técnicos de una empresa especializada acometieron ayer, entre grandes medidas de seguridad, una nueva fase en el derribo de las naves ruinosas de la zona de La Beniata, consistente en la retirada del amianto que integraba la cubierta de uno de los edificios. Esta operación se puso en marcha a primera hora, entre grandes medidas de seguridad y con todo el complejo clausurado, para evitar incidencias.

En el puzzle en que se ha convertido el tráfico en Alcoy por el cierre del puente Fernando Reig, la calle Alicante se ha convertido en un eje prioritario porque puede facilitar la salida hacia la zona sur, pero para ello es necesario despejar esta ruta, a fin de disponer de dos carriles, uno en cada sentido.

Tras una larga demora, los trabajos se acometieron el lunes 5 de septiembre, con un plazo de ejecución de un mes y una incógnita: faltaba el permiso de la Generalitat Valenciana para retirar el amianto tóxico de las naves de Maquinaria Ceres, construidas a principios del siglo XX. Esta semana ha llegado la comunicación administrativa, lo que ha permitido acometer los trabajos de forma inmediata.

Así, ayer, sobre las nueve de la mañana, personal de una empresa especializada acudía a la zona y ponía en marcha los trabajos, entre grandes medidas de seguridad y con atuendos de gran protección. Toda la zona de obras quedó despejada y con avisos de peligro para evitar injerencias, que podrían resultar peligrosas. A partir de ahí, con el apoyo de una plataforma elevadora, se empezó a trabajar, concretamente en el cobertizo posterior a la nave principal que queda en pie y que se salvaguardará en parte.

Así, se acometió la retirada de la cubierta de amianto, que posteriormente fue cargada para su posterior tratamiento en una instalación de reciclaje apropiada, de acuerdo con las disposiciones legales.

Esta nueva fase permitirá que, a su término, se pueda seguir demoliendo y asegurando la parte de las naves que resta, con el fin de despejar toda la zona y facilitar que se pueda reorganizar el tráfico en la zona. De acuerdo con el plan inicial, los cambios no se introducirían hasta finales de mes o principios de octubre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine