Lectura veraniega y refrescante

Las piscinas de Castalla, Callosa de Segura y Monforte del Cid ofrecen servicio de biblioteca

24.08.2016 | 00:15

Iniciativa cultural. Además de las ya conocidas «biblioplayas» que hay en Benidorm y El Campello, los municipios del interior también ofrecen la oportunidad de compaginar la lectura y el baño. Las piscinas de Castalla, Callosa de Segura y Monforte del Cid disponen de este servicio para fomentar la lectura, enfocado, sobre todo, a los más pequeños y a los jóvenes.

Fomentar la lectura sin renunciar al ocio y además de forma refrescante, es una de las apuestas de algunos ayuntamientos de la provincia de Alicante. Al margen de las ya conocidas «biblioplayas» de Benidorm y El Campello, otros municipios del interior ofrecen la oportunidad de compaginar la lectura y el baño, como es el caso de Castalla, Callosa de Segura y Monforte del Cid.

En su mayoría, los recintos disponen de literatura infantil y juvenil, además de revistas de diversos géneros e, incluso, juegos de mesa. La idea de que los más pequeños dejen el móvil a un lado y dediquen parte de su tiempo libre a leer es el principal objetivo de esta iniciativa.

En el caso de Castalla, los técnicos de Deportes encargados del servicio de piscina municipal, aseguran que «hace años ya se hacía, después desapareció durante algún tiempo y este verano hemos retomado la actividad». La propuesta surgió de la responsable de la biblioteca y se ha podido poner en marcha gracias a una subvención de la Diputación de Alicante para personal. «Con la ayuda hemos pagado a dos personas durante el mes de julio que se han encargado de sacar todos los días el carrito con los libros y han realizado cuentacuentos y otras actividades», destacan las citadas fuentes.

La experiencia está resultando un éxito y son muchos los menores que utilizan el servicio. Los socorristas son quienes se encargan durante este mes de agosto de supervisar el préstamo de libros, revistas y juegos, asegurando que «la gente esta muy contenta».

En cuanto a los bañistas, un grupo de madres explica que «está muy bien, tenemos niños pequeños y no podemos estar siempre dentro del agua con ellos. De esta forma los podemos tener un rato en la toalla entretenidos».

En el caso de Callosa de Segura, el recinto cuenta con un espacio habilitado para la lectura y el estudio. Los usuarios disponen de libros para todos los gustos y edades, que se pueden leer tanto en la piscina como en casa, ya que el servicio permite el préstamo gratuito.

Una de las novedades de este año es la instalación de un castillo hinchable en el césped, que permite la lectura a la sombra de los más pequeños. Estos también pueden disfrazarse o pintarse la cara a la vez que disfrutan de las aventuras que les depara la lectura de un libro o cuento.

La cesión de los ejemplares la ha realizado la biblioteca municipal «Francisco Salinas», a fin de sumergir a los callosinos en el apasionante mundo de las letras antes o después de darse un chapuzón.

Del mismo modo, la biblioteca municipal de Monforte del Cid cedió un buen número de libros de fácil lectura a la «bibliopiscina» ubicada en el polideportivo municipal con el fin de fomentar la lectura entre sus usuarios. Allí en la oficina de recepción, los bañistas pueden llevarse algún ejemplar junto al agua y distraerse en este tiempo vacacional y de ocio.

La encargada del servicio comenta que «la mayoría de los libros son para niños y adolescentes». Por otra parte, los adultos demandan más revistas o prensa. Cada uno puede escoger la lectura que más le interese, pero antes de salir de las instalaciones deben devolver la publicación.

En Monforte del Cid es el tercer año que disponen de «bibliopiscina» y sus usuarios se manifiestan «satisfechos» con el servicio prestado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine