Castalla exige reducir las extracciones de agua para Mutxamel y Xixona

El Ayuntamiento negociará con Aguas de Jijona para que disminuya las captaciones del acuífero del Maigmó

05.07.2016 | 00:16
Castalla exige reducir las extracciones de agua para Mutxamel y Xixona

El alcalde quiere preservar el abastecimiento urbano.

El Ayuntamiento de Castalla va a reclamar a la empresa Aguas de Jijona que reduzca en cerca de 300.000 metros cúbicos anuales las extracciones de agua del acuífero del Maigmó destinadas al regadío de los invernaderos de Mutxamel y el polígono de Xixona. El fuerte déficit hídrico que se arrastra es lo que ha llevado al Consistorio a plantear estas negociaciones, siempre con el objetivo de preservar el abastecimiento urbano. Castalla, por su parte, también disminuirá las captaciones, hasta completar un volumen de medio millón de metros cúbicos.

El acuífero del Maigmó está siendo explotado por Castalla para el abastecimiento de agua potable, así como por la empresa Aguas de Jijona, que destina los recursos hídricos al suministro urbano de Busot, al polígono industrial de Xixona y los regadíos de la zona de Mutxamel.

El problema, según explicaba el alcalde de Castalla, Antonio Bernabeu, radica en que el acuífero en cuestión está arrastrando un déficit hídrico de 450.000 metros cúbicos anuales, lo que puede poner en peligro su supervivencia. «El nivel del agua, y más en la época de sequía que estamos viviendo, está bajando a razón de dos metros por año. Esto nos impone la necesidad de buscar una solución de urgencia, porque si continuamos extrayendo a este ritmo en ocho o diez años nos podemos haber quedado sin reservas», enfatizó.

Esta es la razón por la que, de acuerdo con los técnicos, se va a plantear una reducción de las extracciones de alrededor de medio millón de metros cúbicos anuales.

El Ayuntamiento, en este sentido, va a contactar con la empresa Aguas de Jijona, que en la actualidad capta entre 500.000 y 650.000 metros cúbicos al año. «Nuestra propuesta –indicó el alcalde– es mantener el suministro urbano de Busot y reducir las extracciones para regadío y usos industriales, para lo cual tendrán que buscar alternativas». El volumen que se dejaría de extraer del acuífero por parte de la empresa sería de cerca de 300.000 metros cúbicos.

Por su parte, el Ayuntamiento de Castalla también se compromete a disminuir las captaciones, hasta completar el medio millón de metros cúbicos. «Nosotros también tendremos que buscar aprovechamientos en otros sitios, pero es lo que se debe hacer si queremos mantener el acuífero», resaltó Bernabeu.

Cabe reseñar que Castalla también se abastece del pozo de Les Voltes, que en este caso sí que mantiene un equilibrio hídrico.

El objetivo de todas estas actuaciones, enfatizó el alcalde, «es salvar el acuífero y preservar el abastecimiento urbano. Cuando estamos hablando de recursos hídricos, la preferencia siempre la tiene el consumo humano, y en eso estamos trabajando».

Las soluciones planteadas por el Ayuntamiento fueron dadas a conocer anoche por el alcalde en una asamblea abierta. En la misma reunión, el edil Jesús López abordó cuestiones relacionadas con la programación cultural y Maite Gimeno con el ahorro económico que ha supuesto la contratación de una nueva empresa para la gestión del polideportivo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine