Campanas con el tañido renovado en Ibi

Una gran grúa repone en el templo de la Transfiguración los cuatro avisadores, tras su reparación integral

18.06.2016 | 01:35
Campanas con el tañido renovado en Ibi
Campanas con el tañido renovado en Ibi

Operación de restauración parroquial. Las cuatro campanas de la Parroquia de la Transfiguración del Señor, de Ibi, fueron repuestas ayer en el campanario, tras haber sido reparadas -y en un caso, refundida- de forma minuciosa. La operación ha costado 23.000 ? que ha financiado la Cofradía de la Virgen de los Desamparados.

Vicente Satoca andaba ayer mañana cámara digital en mano, a sus 83 años, por la plaza de la Virgen de Ibi, captando el despliegue de la gran grúa de la empresa Catalá, de Alcoy, que estaba subiendo las cuatro campanas al campanario, de las que una alcanza los 1.040 kilos. «Me acuerdo que cuando tenía 6 años subieron la principal, con los niños -que supongo tendrían vacaciones- tirando una cuerda como de aquí al Ayuntamiento». Era uno de los muchos vecinos de Ibi que se acercaron ayer a la operación de devolución de los avisadores al campanario, tras su reparación.

El párroco, Francisco José Beltrán, en una mañana increíblemente fresquita, explicaba que «la campana principal estaba agrietada y no se podía voltear ni tocar, y habría que repararla. Pensamos que era más económico arreglarlas todas a la vez que una a una, por el coste de la grúa». Así que se han invertido 23.000 euros aportados por la Cofradía de la Virgen de los Desamparados, «que es todo el pueblo de Ibi». Expuestas a la entrada del templo, «la verdad es que han quedado muy bien y la gente está muy contenta».

Tras su retirada el pasado 31 de marzo, los técnicos de la empresa Tradición relojes de torre y campanas, con sede en Murcia, se las llevaron al taller para su restauración. José Antonio Sánchez, miembro de la compañía, detalló que todas tenían deficiencias. De hecho, la mayor «estaba agrietada, el badajo no era el idóneo y estaba mal apuntalada, por lo que se ha refundido en el taller de hermanos Portilla, de Santander. También se ha colocado un yugo de madera que evita vibraciones».

Otra de la campanas era irrecuperable, por lo que se ha construido otra nueva, dejando la anterior para su exposición en la parroquia,una vez restaurada. De hecho, de los cuatro avisadores se ha sustituido el yugo, procediendo en todos los casos a trabajos de saneamiento y reparación.

Paralelamente, la operación ha incluido «la restauración del campanario, recuperando los anclajes originales y colocando un sistema de volteo con impulso, de manera que cuando es automático se imita el natural. Ha sido un trabajo bastante importante, muy completo», indicó el técnico.

A partir de las nueve de la mañana, se puso en marcha la operación de subida e instalación de las campanas, que a mediodía estaba completada sin complicaciones de consideración. Los vecinos tuvieron la oportunidad de asistir a un evento «histórico», a corto plazo irrepetible, dada la magnitud de la operación de saneamiento efectuada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine