Agres y Alfafara pagarán material escolar y monitores para atraer niños a su colegio

El objetivo que persiguen los ayuntamientos con estas medidas es frenar la progresiva pérdida de alumnos y evitar de esta forma el cierre de aulas - También ofrecen a las familias interesadas el abono de la cuota de la AMPA

26.04.2016 | 07:23
Agres y Alfafara pagarán material escolar y monitores para atraer niños a su colegio

Los ayuntamientos de Agres y Alfafara pagarán el material escolar y un servicio de monitor a aquellas familias que decidan llevar a sus hijos al colegio de estos municipios. El objetivo que persiguen con esta iniciativa es frenar la paulatina pérdida de alumnos y evitar el cierre de unidades. Los consistorios también ofrecen el abono de la cuota de la AMPA.

Los aularios de Agres y Alfafara, pueblos situados en la comarca de El Comtat, forman parte del colegio rural agrupado Mariola-Benicadell, al que también pertenece Gaianes. Fruto de la despoblación que afecta a la mayoría de municipios pequeños y de la consiguiente bajada de la natalidad, los alumnos han ido disminuyendo hasta llegar a los 25 actuales en el caso de Agres y a los 28 en el de Alfafara. De cara al año próximo se prevé que la cifra seguirá disminuyendo, por lo que existe el temor de que puedan desaparecer algunas de las unidades de Infantil y Primaria que existen en la actualidad.

Según explicaba el alcalde de Agres, Josep Manel Francés, esto tendría, a corto plazo, consecuencias para los escolares, toda vez que forzaría a los niños a estar en una sola aula, independientemente de su edad. De mantenerse la constante merma de alumnado, incluso se podría llegar al cierre de las escuelas, algo que los ayuntamientos quieren evitar a toda costa. «Nadie quiere que nuestros niños tengan que madrugar para coger un autobús y hacer 30 kilómetros para ir al colegio», enfatizó.

Así las cosas, los consistorios han acordado pagar, a las familias que decidan ir a estos pueblos, tanto el coste del material escolar como el de la cuota de la AMPA. También un servicio de monitor para los alumnos a la hora de comer, de manera que los padres tengan la posibilidad de conciliar la vida familiar y laboral.

Desde los ayuntamientos se destacan, además, las virtudes que poseen las escuelas rurales, sobre la base de que las aulas no están masificadas, los profesores tienen con los niños una atención más cercana y directa, y se trabaja de una manera cooperativa y muy participativa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine