L'Alcoià, El Comtat y la Foia registran 212 parados menos por el tirón del sector juguetero

Ibi y Onil comandan el descenso del desempleo, que se sitúa en la actualidad en 18.987 personas

08.03.2016 | 01:51
Los talleres de empleo contribuyen a la bajada del paro.

Las comarcas de l'Alcoià, El Comtat y la Foia de Castalla registraron en febrero un descenso del paro de 212 personas, gracias sobre todo a la reactivación de la contratación en el sector juguetero. De hecho, Ibi y Onil son los municipios que comandan la bajada del desempleo, mientras que Alcoy ha registrado un ligero repunte. En la actualidad son 18.987 los desocupados que se encuentran inscritos en las listas del Servef.

Las contrataciones en la industria juguetera, que ha intensificado su actividad con la asistencia a ferias y de cara a provisionarse para la próxima campaña, ha tenido mucho que ver con el descenso del paro. Así se pone de manifiesto en los municipios de la Foia de Castalla, donde se concentra este sector. Ibi ha encabezado la bajada, con 88 parados menos que dejan el número total en 2.512. Le sigue Onil con47 menos y 702, y Castalla con una reducción de 18 y 886.

Fuera de la Foia, destaca el descenso experimentado en Muro, con 35 menos y una cifra total de 818, seguido por Cocentaina con 19 menos y 1.252, y Banyeres con 4 menos y 466.

El único de los grandes municipios de la zona en los que se ha incrementado el paro es Alcoy, aunque de una forma mínima. Tan sólo 3 parados más que sitúan la cifra total de desempleados en 6.561.

Por sectores, los servicios experimentaron una reducción de 104 desocupados, la industria de 103 y la construcción de 20, mientras que en la agricultura creció en 5 y en sin empleo anterior en 10.

El paro masculino descendió en 145 personas, hasta totalizar 5.676, mientras que el femenino bajó en 67, lo que deja el balance en 8.411.

Este es un elemento al que hace referencia el secretario comarcal de UGT, Ismael Senent, quien manifiesta que «la brecha laboral sigue estando ahí, y además las mujeres tendrían que trabajar 88 días más que los hombres para cobrar lo mismo».

Por otro lado, y en lo que respecta a los datos globales del paro, Senent destaca que «siguen demostrando el mercado tan frágil en el que nos movemos y su estacionalidad, por lo que dependiendo del momento en que nos encontramos varía notablemente».

El dirigente sindical también denuncia el «abuso constante de la contratación temporal y parcial frente a los contratos indefinidos, lo que pone de manifiesto que la reforma laboral ha sido inútil», al tiempo que resalta el cada vez mayor número de desempleados que han agotado sus prestaciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine