Las temperaturas tocan fondo en la provincia con mínimas de hasta siete grados bajo cero

Las comarcas del interior sufrieron ayer heladas generalizadas - El registro más bajo, en Villena

23.02.2016 | 00:48
Imagen de los carámbanos que se habían formado ayer en una acequia de la cabecera del río Vinalopó, a la altura de Banyeres

Los termómetros inician desde hoy una lenta recuperación, aunque con riesgo de nevadas débiles en las montañas

Las temperaturas tocaron ayer fondo en la provincia de Alicante, en la que ha sido la jornada más fría desde el inicio del invierno. Las comarcas del interior sufrieron heladas generalizadas, siendo Villena el municipio que tuvo el registro más bajo, con 7,4 grados bajo cero. Los termómetros iniciarán a partir de hoy una lenta recuperación, si bien el Instituto Nacional de Meteorología prevé que se puedan registrar precipitaciones débiles, que serían en forma de nieve en las montañas más altas.

Después de un arranque de invierno inusualmente cálido, las temperaturas se han desplomado esta semana hasta vivirse en el día de ayer la jornada más fría de lo que se lleva de estación. Los termómetros tocaron fondo de madrugada, lo que propició heladas generalizadas en las comarcas del interior.

La mínima la registró Villena, con 7,4 grados bajo cero, destacando igualmente los 5 negativos de Pinoso, o los 4,1 también bajo cero en Fageca, en la comarca de El Comtat. La caída de las temperaturas fue tan intensa que en algunos puntos, como es el caso de la cabecera del río Vinalopó en Banyeres, se podían ver estampas típicamente siberianas al formarse impresionantes carámbanos de hielo en una de las conducciones de los antiguos molinos papeleros. Pero también cerca de la costa los termómetros se derrumbaron, como lo prueban los 2,7 grados negativos de Xaló, en la Marina Alta. De hecho, Xàbia registró una mínima de sólo 2,8 grados, mientras que Alicante se quedaba en 3,7.

Las temperaturas máximas también se quedaron cortas, alrededor de los 9 grados en las comarcas del interior y de los 14 en los municipios costeros.

La gélida jornada se dejó notar en el conjunto de la Comunidad Valenciana, destacando los 10 grados bajo cero del municipio castellonense de Vilafranca.

Las temperaturas iniciarán a partir de hoy una lenta recuperación, sobre todo las mínimas, aunque todavía es posible que durante esta pasada madrugada se hayan registrado algunas heladas. La predicción apunta a la posibilidad de que tanto hoy como mañana viernes puedan producirse precipitaciones débiles, que serían en forma de nieve en las montañas más altas, con una cota situada en los mil metros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine