01 de febrero de 2016
01.02.2016
Banyeres

Una sala con título autonómico

El Consell reconoce la exposición permanente de l'Espardenya como Museo de la Comunidad

02.02.2016 | 01:14
Imagen del Museu de l´Espardenya.

Apoyo de la Generalitat. El Ayuntamiento de la población de Mariola, tras entregar la documentación y cumplir los requisitos, consigue la distinción otorgada por el gobierno valenciano.

La Generalitat Valenciana ha reconocido oficialmente al Museu de l'Espardenya de Banyeres como Museo de la Comunidad Valenciana. El Ayuntamiento ha conseguido el apoyo de la administración autonómica para una sala que abrió sus puertas en el año 2010 y muestra la evolución y el proceso de elaboración del tradicional calzado utilizado por los agricultores.

Para conseguir el reconocimiento oficial la muestra ha tenido que reunir una serie de condiciones, exigidas por el gobierno valenciano. Así, y según la información facilitada por fuentes municipales, el museo debía disponer de instalaciones permanentes, suficientes y adecuadas, contar con un técnico superior a su cargo, tener un inventario y contar con un libro de registro que cumpla el modelo oficial.

Otros requisitos exigidos para obtener el reconocimiento han sido tener un horario de apertura superior a quince horas semanales, demostrar que hay un presupuesto que garantice un funcionamiento mínimo y presentar resúmenes estadísticos de visitas al museo.

En el mes de noviembre, dos técnicos de Consellería visitaron el museo y lo evaluaron de manera favorable.

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, informó en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del ejecutivo autonómico sobre la distinción concedida a la exposición ubicada en la población de Mariola.

Oltra destacó la importancia del reconocimiento de una muestra que «cuenta con más de 300 piezas entre herramientas, máquinas y documentos gráficos».

La exposición permanente, inaugurada en 2010, muestra todos los aspectos relacionados con la fabricación de «l'espardenya».

Los visitantes pueden observar desde las materias primas hasta el acabado final de este tipo de calzado. También hay una gran variedad de alpargatas de suela trenzada de cáñamo, esparto o yute, utilizado por hombres y mujeres y que se fabricaban en talleres familiares.

Además del proceso y piezas de este calzado, utilizado por la gente del campo y las clases populares, el museo cuenta con un documental que narra todo el proceso de fabricación, con antiguos artesanos alpargateros. Y en la planta superior, los visitantes pueden ver la reproducción de un taller alpargatero.

El equipo de gobierno ha mostrado su agradecimiento a los técnicos y al personal del Ayuntamiento de Banyeres de Mariola que han hecho posible gracias a su trabajo este reconocimiento por parte de la Generalitat Valenciana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine