31 de agosto de 2015
31.08.2015

El PSPV pide al Gobierno ayudas por los daños causados por el granizo y las lluvias en la provincia

Presenta una enmienda a los presupuestos del Estado para exigir que se compensen los perjuicios de los últimos meses

31.08.2015 | 00:55

El PSPV-PSOE pidió al Gobierno del Estado que se promulgue un real decreto que disponga las medidas necesarias para paliar los daños personales y materiales producidos en la Comunidad Valenciana por el granizo o las lluvias.

Los socialistas presentaron una enmienda a los Presupuestos Generales del Estado de 2016 que reclama que se fijen medidas para paliar las consecuencias de las inclemencias climatológicas ocurridas en la Comunidad en los últimos meses, así como las que se pudieran producir hasta fin de año. Estas ayudas serán como mínimo las contempladas en la Ley 3/2012 de medidas urgentes para daños producidos por incendios y otras catástrofes naturales, según señaló en un comunicado el PSPV-PSOE.

Los socialistas también piden que se tomen las medidas presupuestarias oportunas para recuperar la inversión, y ayudas en seguros agrarios presupuestados en 2011. Por otra parte, reclaman que se solicite la activación del Fondo de Solidaridad de la Unión Europea por catástrofe natural, si se comprueba que se dan los requisitos.

Los socialistas recuerdan que el 30 de julio y el 2 de agosto sendas borrascas recorrieron el Alto Vinalopó, descargando piedra en Beneixama, Muro, Banyeres, Canyada, Biar y Villena y ocasionando daños en bienes personales y públicos, así como en cultivos, pues se calculan pérdidas del 80 % en olivares, almendros, vides y hortalizas en Beneixama.

Además, explican que el 12 de agosto se produjeron graves daños en el Comtat como consecuencia de una fuerte tormenta, especialmente en Benillup, Gorga y Millena, con destrozos en muros e infraestructuras, y se da por perdida la cosecha de melocotones.

Asimismo señalaron los perjuicios sufridos en las primeras semanas de junio cuando se produjo el desbordamiento de un cauce que cortó la CV-378 y bloqueó varios vehículos en Albal y Chiva (Valencia). Asimismo, en la franja entre Riba-roja y Manises 500 hectáreas se vieron afectadas por la piedra que llegó a caer con un tamaño «de pelotas de tenis» y provocó pérdidas de hasta el 100 % de la cosecha de cítricos y daños en la madera del arbolado, han explicado. En la Ribera Alta y en La Costera se vio afectada hasta el 30 % de la cosecha citrícola, y en algunos municipios de La Marina Alta toda la producción citrícola fue dañada, con un total de 400 hectáreas afectadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine