Un incendio en Penàguila moviliza un gran despliegue de medios aéreos y terrestres

El fuego, que arrasó una hectárea de pinos y matorral, obligó a trasladar a la zona dos helicópteros, dos aviones, tres autobombas y cuatro brigadas de emergencia

24.08.2015 | 03:03
Un avión descargando agua ayer para sofocar el incendio declarado en una zona de pino y matorral en el municipio de Penàguila.

Un incendio declarado ayer a mediodía, sobre las 14.30 horas, en el Mas de la Carrasca, en el término municipal de Penàguila, calcinó una hectárea de matorral y pinar de una zona de barranco y obligó a movilizar un gran despliegue de medios terrestres y aéreos para extinguirlo. Además, se prohibió el paso por la carretera que comunica la localidad con Benilloba.

Hasta la zona se trasladaron efectivos de bomberos del parque de Cocentaina, dos helicópteros, un avión anfibio, dos brigadas de emergencia, dos autobombas, tres vehículos, un capataz coordinador, una unidad de vigilancia y un agente medioambiental. Poco después se acercaba al lugar para incorporarse a las tareas de extinción otro avión, dos brigadas de emergencia y una autobomba.

Los medios aéreos abandonaron la zona a las 16.50 horas y el fuego se dio por controlado a las 18.29 horas, según informaron fuentes de los Bomberos. No obstante, una brigada permaneció en el lugar para evitar que el fuego se avivase de nuevo. La zona calcinada es un camino que se encuentra antes de la llegada al municipio. De momento, se desconocen las causas que originaron el fuego.

Otros siniestros
El incendio de Penàguila no fue el único que se declaró ayer en la Comunidad Valenciana. En el Parque Natural de las Hoces del Cabriel, en Venta del Moro (Valencia), se registró un incendio que se extinguió a las 15.40 horas, mientras que un segundo foco originado posteriormente fue controlado pasadas las cuatro de la tarde, según el Centro de Coordinación de Emergencias (CCE).

Además, se declaró otro fuego forestal en el término municipal de Alpuente (Valencia), en una zona de difícil acceso por tierra a cuyas tareas de extinción se dedicaron dos aviones, un helicóptero, tres brigadas de emergencias, dos autobombas, una brigada de la Diputación, una unidad de vigilancia y un agente medioambiental. La buena evolución permitió la pronta retirada de los aviones, aunque permanecieron en la zona un capataz coordinador, una brigada de emergencias y una autobomba.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine