REPORTAJE
 

El recuerdo de la migración de benilloberos a EEUU, testimonio de una época

La muestra 'Benilloba y el sueño americano', que se inaugurará mañana, recoge el testimonio gráfico de la oleada de benilloberos que entre 1916 y 1920 hicieron las maletas y se marcharon a Norteamérica en busca de trabajo

25.07.2013 | 20:54

Barras, estrellas y trabajo duro quedan reflejados en la exposición que recuerda la migración masiva que se produjo en Benilloba rumbo a EEUU a principios del siglo XX a causa de las dificultades económicas que atravesaba una parte de esta pequeña población en aquella época.

La muestra 'Benilloba y el sueño americano', que se inaugurará mañana y podrá contemplarse hasta el próximo 10 de agosto, recoge el testimonio gráfico de esta oleada de benilloberos que entre 1916 y 1920 hicieron las maletas y se marcharon a Norteamérica en busca de trabajo.

Las razones que motivaron este movimiento migratorio hacia EEUU fueron una serie de factores "catastróficos" en la agricultura, como "la filoxera, la sequía o una granizada que arrasó las cosechas", ha informado, en declaraciones a EFE, el comisario de la exposición, Enrique Morrió.

A pesar de la barrera idiomática, en aquel país había "demanda de mano de obra como consecuencia de la Primera Guerra Mundial" y los jornaleros de Benilloba podían conseguir "20 ó 25 pesetas diarias", cuando en su localidad natal sólo obtenían "una peseta al día cuando había trabajo", ha apuntado Morrió.

Los datos registrados estiman que 140 benilloberos (casi el 14 % de la población del municipio de entonces), la mayoría de ellos jornaleros y "el 35 % con menos de veinte años", se embarcaron hacia la aventura del continente americano, según el comisario de la muestra.

Ejemplo de ello es la historia de Evaristo Jorcas, que, con treinta años, "dejó a su familia en el pueblo" y se marchó a un país donde trabajó en una "fábrica de papel" y en la "construcción de carreteras", lo que le provocó manchas perennes de "asfalto en los brazos", ha relatado a EFE su nieta, Remedios Jorcas.

Según ha indicado Morrió, aunque "cada caso es diferente", muchos de ellos regresaron a Benilloba a los "tres o cuatro años" para invertir lo ganado en "viviendas o terrenos".

Ha añadido que en la misma época también hubo un importante flujo migratorio en los municipios de la provincia de Alicante de Orba y Penáguila.

'Benilloba y el sueño americano' recogerá, asimismo, el primer documento filmográfico del municipio, datado de 1933 y que grabó en formato cine uno de los emigrantes durante una visita al pueblo.

Enlaces recomendados: Premios Cine