15 de mayo de 2018
15.05.2018

La Policía Local de San Vicente crea un servicio para perseguir los grafitis

Los agentes piden la colaboración ciudadana y actuarán de oficio si detectan pintadas en espacios públicos y también en privados que se vean desde la calle

15.05.2018 | 00:54
Imagen de una zona plagada de grafitis.

Pintadas en fachadas y mobiliario urbano que afean la imagen del municipio, firmas por doquier incluso en puertas, persianas de comercios y en paredes... El vandalismo urbano en forma de pintadas y grafitis se va a perseguir en San Vicente del Raspeig. La Concejalía de Seguridad ha puesto en marcha un nueva servicio denominado de Investigación y Análisis de Graffitis (SIAG) con el que va a perseguir a quienes practican esta actividad que suele afear los espacios y dar la sensación de suciedad y dejadez. Y lo van a hacer para dar cumplimiento a la Ordenanza de la Imagen de la Ciudad.

Los agentes no van a perseguir únicamente a aquellas personas que atenten contra las zonas públicas. También se consideran infracciones las que se realicen en lugares privados y si son visibles desde zonas públicas la Policía Local va a actuar de oficio sin necesidad de que haya una denuncia previa del perjudicado, según explica la concejala de Seguridad, Maribel Martínez.

A la vez, los agentes piden también la colaboración ciudadana para detectar y poder frenar la proliferación de las pintadas.

La edil advierte que en la mayoría de las ocasiones se trata de un deslucimiento recogido como infracción administrativa en la Ordenanza de Protección de la Imagen de la Ciudad. En el caso de que se produzca alguna denuncia a la policía, la persona no estará dentro de ningún procedimiento. Si así lo desea, el perjudicado podrá, una vez que se identifique al autor de las pintadas, optar por la vía civil para ejercer su derecho de reparación del perjuicio causado por los grafitis.

La concejal de Policía considera que es «importante la colaboración ciudadana y la implicación de las familias y también de la comunidad educativa para que, entre todos, consigamos que la ciudad esté lo más libre posible de pintadas».

Comunicación directa

Los vecinos de la localidad podrán ponerse en contacto con este servicio llamando a la Central de Policía a través del número de teléfono 965675040, o enviando un correo electrónico a policia.graffitis@raspeig.org con el fin de comunicar la existencia de pintadas recientes, tanto en lugares públicos como privados que sean visibles desde las zonas públicas, tales como pintadas en fachadas de edificios o persianas de comercios, entre otros.

El agente encargado de gestionar el SIAG se pondrá en contacto con el solicitante con la finalidad de obtener los datos necesarios para iniciar el procedimiento y perseguir a quien afea el entorno urbano con pintadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine