31 de octubre de 2017
31.10.2017

La Conselleria inicia las obras para eliminar el peligroso cruce de Xixona con La Torre

La instalación de una rotonda a los pies de La Carrasqueta durará tres meses y permitirá mejorar la seguridad vial en la intersección de la CV-800 con la CV-780 - La actuación, que responde a una reivindicación histórica

01.11.2017 | 00:58
Las obras han comenzado por la tala de algunos pinos de la actual rotonda partida y el desbroce de su entorno.

Arrancan las obras para acabar con el peligroso cruce de Xixona con La Torre de les Maçanes. La Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio inició a finales de la pasada semana los trabajos a los pies de La Carrasqueta para eliminar la intersección de la carretera CV-800 -que une Sant Joan d'Alacant con Alcoy por Xixona- y con la CV-780 -que da acceso a La Torre y Benifallim desde Xixona-, y construir una rotonda que resuelva este peligroso punto, según informaron fuentes de la Generalitat. De esta forma se va a poner fin a este problema de seguridad vial que vienen denunciando los ayuntamientos de ambos municipios desde hace más de 20 años.

Los trabajos han empezado por el desbroce del entorno del actual cruce y la tala de varios pinos en el lado de la CV-780, mientras que los que hay en la otra parte sí que se van a salvar y se mantendrán al no afectar a la nueva infraestructura.

Las obras a ejecutar consisten en la completa remodelación de la intersección, que pasará de una tipología de «rotonda partida» a «rotonda completa o convencional», cruce mucho más seguro, pues obliga a una importante reducción de la velocidad de los vehículos. Esta alta velocidad de paso, sobre todo durante los fines de semana, cuando se registra una gran concentración de motocicletas en la Carrasqueta, constituye un problema de seguridad vial que se pretende resolver con la actuación.

La rotonda se ha definido con un radio exterior de 35 metros y un radio interior de 27 metros, con un anillo de dos carriles de 4 metros cada uno. Las obras que han arrancado solucionarán también los movimientos de cruce de los numerosos ciclistas que suelen transitar por la CV-780, sobre todo durante los fines de semana, así como los de los eventuales peatones que crucen la CV-800 -la antigua N-340- por este punto.

Del mismo modo se pretende también recuperar zonas ocupadas por el antiguo trazado de la carretera para eliminar el asfalto innecesario y plantar en su lugar especies vegetales autóctonas.

El presupuesto estimado de las obras es de 200.000 euros y el plazo de ejecución previsto es de tres meses, aunque los trabajos podrían estar terminados ya a finales de año. La Conselleria anunció el pasado mes de abril que los trabajos se iniciarían en junio, tal y como informó este medio, pero retrasos con la nueva adjudicación de la concesión del contrato de mantenimiento de las carreteras de la Generalitat han demorado el comienzo tres meses.

Tanto la alcaldesa de Xixona, Isabel López (PSOE), como el primer edil de La Torre, Cristóbal Sala, han mostrado su satisfacción ante la ejecución por fin de esta obra reclamada durante décadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine