10 de octubre de 2017
10.10.2017

El Campello ultima las expropiaciones para conectar la zona norte con la depuradora de Sant Joan

La Generalitat iniciará a finales de año las obras para acabar con los graves problemas con el alcantarillado y vertidos en las calas

10.10.2017 | 01:40
Imagen de las obras inacabadas de la depuradora de la zona norte.

Los trabajos durarán 18 meses, tienen un coste de casi cinco millones de euros y aliviarán también la sobrecarga de la red en el Carrerlamar.

La Generalitat tiene previsto iniciar a finales de año las obras para acabar con los gravísimos problemas que sufren la zona norte de El Campello con el tratamiento de aguas residuales. El alcalde Benjamí Soler (Compromís) explicó que el Ayuntamiento ya está estudiando el proyecto presentado por la Conselleria de Medio Ambiente y ultima las expropiaciones necesarias para conectar la zona norte con la depuradora l'Alacantí Nord de Sant Joan.

Los trabajos tienen un presupuesto de casi cinco millones de euros y un plazo de ejecución de 18 meses, por lo que se espera que estén finalizados para mediados de 2019. De esta forma se acabará con los vertidos contaminantes que se registran en la zona norte, como los que sufre Cala Baeza, y que además de su impacto sobre el medio ambiente representan miles de euros que abona el Consistorio en concepto de multas de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ).

El Ayuntamiento desbloqueó este proyecto a finales del pasado año, cuando pagó a la Generalitat 480.000 euros que adeudaba de la construcción de la depuradora de la zona norte de El Campello, cuyas obras la Conselleria abandonó sin acabar en 2009 por falta de fondos. Aquellos trabajos dejaron a medio construir la depuradora, cuya obra se ha descartado terminar, pero se va a aprovechar el resto de la actuación que se llevó a cabo para finalizar la red de alcantarillado y enviar las aguas residuales hasta Sant Joan. El alcalde destacó que el 90% de las obras realizadas hace casi una década son aprovechables.

El proyecto de la depuradora de El Campello Norte tenía un presupuesto de 16 millones de euros, pero finalmente se abandonó cuando se habían invertido ya 4,8 millones.

Trazado

En la nueva actuación se va a construir una conducción para llevar las aguas fecales desde la zona norte hasta una estación en desuso en el IES Enric Valor, en el casco urbano. El Ayuntamiento está estudiando las expropiaciones que serán necesarias, aunque en un principio parece que sólo se requerirán en la zona de la Lloma de Reixes, ya que el resto discurre por vía pública. Al llegar al casco urbano la conducción subirá por la calle Sant Francesc, en la zona del Carrerlamar, bordeando el Parque Central hasta llegar al IES, según explicó el alcalde.

Además se acabará la red de alcantarillado de la zona norte y se convertirán las tres pequeñas y obsoletas depuradoras de la zona norte en estaciones de bombeo integradas en esta red.

Igualmente, esta obra permitirá aliviar la red de la zona del Carrerlamar, ya que actualmente las aguas residuales de la parte de la zona norte que sí que está conectada, como Coveta Fumà, l'Amerador o Alkabir, van a parar al colector del monumento al Pescador desde l'Almadrava, y con la nueva infraestructura irán también al del IES, de forma que se reducirá la carga que sufre la zona del Carrerlamar, que va al límite en verano o cuando hay fuertes lluvias.

La actuación también incluirá la ampliación de la estación de bombeo que existe en la zona de l'Almadrava, para que pueda absorber el incremento de la carga que supondrá la llegada de las aguas fecales de la zona norte, que se espera puedan ser tratadas por la depuradora de Sant Joan, que funciona a la mitad de su capacidad, ya en el verano de 2019.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine