01 de octubre de 2017
01.10.2017
El Campello

La Embajada abandona la Torre de la llleta y se traslada a la playa durante el Desembarco

Los festeros acuerdan por amplia mayoría que el parlamento deje la atalaya tras casi 30 años

01.10.2017 | 00:35
Imagen de archivo de la Embajada de la Torre de la Illeta.

La Entrada de Bandas se adelanta a las 12.00 horas y el pregón regresa tras dos años a la plaza de la Iglesia.

Adiós a la Embajada de la Torre. Las Fiestas de Moros y Cristianos de El Campello vienen este año cargadas de novedades, y una de ellas afecta a uno de sus actos más emblemáticos. La Embajada Mora de la Torre de la Illeta abandona este icónico emplazamiento del siglo XVI y pasa a celebrarse en la playa, durante el Desembarco.

La presidenta de la Junta Festera, Àngela Sanz, explicó que el cambio de la Embajada de la Torre, que tenía lugar en la primera jornada -sobre las 9.15 horas del 12 de octubre- tras finalizar el Desembarco, ha sido refrendado por una amplía mayoría de la asamblea de festeros, cerca de un 70% del censo, y que se trataba de un «clamor popular», por lo que la Junta Festera llevó a votación esta modificación.

De esta forma los festeros quieren potenciar aún más el «Desembarcament», que constituye su acto estrella, el más multitudinario, y para el que además se tramita su declaración de Interés Turístico de la Comunidad Valenciana, con el que se podrán acceder a nuevas ayudas económicas. Con la modificación se quiere evitar la pérdida de las miles de personas que se quedaban por el camino. El Desembarco es seguido por entre 4.000 y 7.000 personas en la playa, pero a la Embajada de la Torre solo llegan unos cientos de personas pese a estar muy cerca y celebrarse a continuación, entre 30 y 45 minutos más tarde, el tiempo que tardaban las tropas en prepararse y desfilar hasta la atalaya.

Se trata de la primera vez que este acto deja la Torre de la Illeta tras casi 30 años de vida, aunque desde la Junta Festera destacaron que la fortaleza va a seguir teniendo un gran protagonismo.

La organización se guarda los detalles del desarrollo y novedades que tendrá el Desembarco para mantener el efecto sorpresa, aunque avanzó que la Embajada se celebrará después de que la flota mora tome tierra en la playa del Carrerlamar, y tras los parlamentos se desatará la batalla por el control del arenal. De todas formas el Desembarco seguirá arrancando a las 7.00 de la mañana y habrá las habituales incursiones moras e intercambio de arcabucería.

Tras arribar a la playa sobre las 8.00 horas, se celebrará la Embajada Mora en la arena, al mismo nivel ambos bandos y cerca del paseo para facilitar el seguimiento del enfrentamiento dialéctico. Será después cuando tenga lugar la batalla final, que se prevé finalice sobre las 9.30 horas, si no hay imprevistos y el estado de la mar acompaña.

Desde 1988 se celebraba este acto en la torre. Primero empezó pronunciándose una parte de la Embajada y unos años más tarde pasó a realizarse completa, según explican desde el Comité de Embajadores. Después ha sufrido algún cambio, ya que entre 1996 y 2010 se celebró con el bando moro bajo, junto al Puerto, y los cristianos en la torre, regresando en 2011 los moros a los pies de la atalaya, como en sus inicios.

Así mismo, para compensar de alguna forma la supresión de la Embajada de la Torre, se traslada al mediodía de esa jornada la Entrada de Banda, que hasta hora tenía lugar por la tarde, cuando precedía la Entrada. El acto arrancará a las 12.30 horas y cambia de recorrido, ya que en lugar de arrancar en el Castillo festero, este será su punto final.

«Himne de la Festa»

Además, la presidenta de la Junta anunció que el «Himne de la Festa del Campello» que se interpreta tras la Entrada de Bandas será dirigido por Ester Aparisi Semper (1986, Cocentaina), que será la primera mujer que tenga este honor. Aparisi es miembro de la Societat Ateneu Musical de Cocentaina y en 2011 ya fue la primera fémina en dirigir el himno de fiestas de su población.

Del mismo modo otro de los cambios destacados es el del pregón, que regresa a la plaza de la Iglesia tras un par de años en el castillo festero. De esta forma se vuelve al emplazamiento tradicional, un lugar más acogedor y familiar que la plaza Saint Christol Les Alez, donde el ambiente era más frío para el acto que la noche del 11 de octubre inicia los festejos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine