18 de junio de 2017
18.06.2017
San Vicente del Raspeig

Dos sueños fogueriles cumplidos

Un sanvicentero de 13 años que quiere ser constructor de Hogueras visita el taller de su artista preferido, Pedro Espadero, y acepta el ofrecimiento del alcalde de plantar una obra propia junto al monumento oficial

18.06.2017 | 02:01
Dos sueños fogueriles cumplidos

No uno, sino dos sueños fogueriles cumplidos. A sus 13 años, Toni Torres lo tiene muy claro desde hace tiempo, quiere ser artista foguerer y en ese objetivo se empeña desde los 8 años. Así se lo hizo saber al alcalde de San Vicente, Jesús Villar, a través de Instagram, quien tras conocerle en persona meses atrás, le prometió que visitarían juntos el taller de un gran artista. Ese sueño lo ha cumplido, pero además es que plantará una pequeña hoguera junto a la oficial de San Vicente, que arderá el día de la Cremà junto al resto de monumentos dentro de un mes.

«Me alegré mucho cuando mi madre me dijo que había llamado el alcalde para ir a ver el taller de Pedro Espadero», confiesa Toni sin poder disimular la emoción, y es que además «es mi artista preferido». Y es todo un privilegio, ya que con más de 30 años de experiencia, 150 premios y cerca de 400 monumentos construidos, Espadero es uno de los referentes en el mundo de las Hogueras, y será el constructor de la Hoguera Oficial del Ayuntamiento de San Vicente del Raspeig por segundo año consecutivo. Junto al monumento de Espadero, Toni plantará el suyo.

El taller del artista, en plena ebullición estos días, abrió las puertas para este joven sanvicentero, y de la mano de Espadero, el futuro constructor de hogueras hizo un recorrido por las tripas de la cocina de un monumento, sin poder borrar el gesto de asombro de su rostro.
Pero la emoción fue máxima cuando el alcalde le propuso que construyera un monumento para quemarlo junto a la Hoguera Oficial del Ayuntamiento en las próximas Fiestas de San Vicente del Raspeig. Otro sueño hecho realidad.

«Es muy gratificante poder contribuir a que un chaval como Toni pueda cumplir uno de sus sueños», confiesa Villar, que le ha aconsejado «que se forme, siga estudiando y cuando esté bien preparado elija su profesión».

Artista y aprendiz hablaron de técnicas de construcción, de decoración de monumentos, de estilos y de todo lo que implica ser constructor de hogueras. «No te empeñes en hacerlas grandes, lo importante es que estén bien acabadas», fue el consejo que le dio Espadero, «y que la siguiente sea mejor que la anterior».

Toni ya está manos a la obra. «Voy a construir una como yo de alta», explica mientras señala con la mano sobre su cabeza, «un metro y medio más o menos». Hoguera que se quemará en la Plaza de España, junto al monumento oficial. Con el fuego purificador de la Cremà se cumplirá el segundo sueño de este pequeño artista foguerer. Quién sabe si en unos años será Toni quien plante la hoguera oficial y haga realidad el sueño de algún pequeño foguerer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine