San Vicente del Raspeig

El «Haygón» completa por primera vez la matrícula al incorporar el plurilingüismo

Educación promociona el centro con menos alumnos y evita barracones en los más demandados

15.08.2016 | 08:03
El «Haygón» completa por primera vez la matrícula al incorporar el plurilingüismo

La promoción del sistema plurilingüe -estudiar asignaturas en un idioma extranjero- en el instituto con menor matrícula de San Vicente del Raspeig ha permitido que este año el municipio empiece el curso escolar encajando un aumento del alumnado que inicia la Educación Secundaria. Este curso se da una circunstancia excepcional y es que a los 500 estudiantes que habitualmente se incorporan a primero de Educación Secundaria Obligatoria, este año escolar y de forma puntual, se sumaban 112 más. Lo que generaba un problema de espacio ya que para darles cabida eran necesarias al menos cuatro clases más.

San Vicente del Raspeig cuenta con cuatro institutos públicos y dos concertados y dos de ellos son los que, habitualmente, concentran el mayor número de matrículas. Mientras el IES María Blasco y el Gaia cuentan con exceso de matrícula, otros como el Haygón no completan sus aulas. Tiene cuatro clases para primero pero en los últimos años sólo lograba llenar dos de ellas. «El informe que teníamos nos decía que había que reubicar a todos los alumnos y nos tocaba poner barracones», señala la edil.

Begoña Monllor justifica el rechazo al Haygón en el hecho de que es el más alejado del municipio y los estudiantes tienen que cruzar el polígono industrial. Este centro tiene adscritos los colegios Santa Isabel y el Reyes Católicos y Educación había comprobado que en los últimos cursos muchos alumnos se daban de baja para no tener que adscribirse al instituto. Por la experiencia de años atrás, Educación sabía que no completaba matrícula. «Nos reunimos con los directores porque sabíamos que si respetábamos las adscripciones no íbamos tener espacio en los institutos del núcleo urbano mientras el Haygón no completaba matrícula por el rechazo de muchos padres. Teníamos que evitar que quienes tuvieran que ir pusieran pegas», señala la concejal, quien explica que la primera medida que se tomó fue pedir a la Dirección Territorial de Educación el transporte para los alumnos, y así evitar que cruzaran el polígono industrial. Y con esa primera medida han logrado que este curso pasado 30 estudiantes continuaran en el centro.

Y los buenos resultados académicos de los alumnos han sido otra de las bazas esgrimidas por Educación para promocionar este instituto. «Fuimos viendo los resultados académicos que son magníficos así que abrimos la posibilidad de estudiar en el sistema plurilingüe, que también está en el María Blasco, y le dimos publicidad y visibilidad», añade. La campaña de captación de alumnos se completó con charlas en los centros educativos con los padres y publicidad en las marquesinas del autobús.

Estaba vacío
«Es como si hubiéramos necesitado un instituto más teniendo el Haygón vacío», explica la concejal de Educación, que está satisfecha puesto que tras las campañas informativas han logrado que muchos padres se hayan interesado por este centro.

A la vez, se ha hecho una redistribución de ciclos formativos. Además de completar la matrícula para el primer curso, el Haygón también acogerá en el curso 2016-2017 un ciclo de Formación Profesional en la especialidad de Comercio.

Tras lograr lo que considera una victoria tras un año de reuniones y movimientos para encajar a esos 112 estudiantes más, Monllor lamenta que ese trabajo se ha debido una «falta de previsión» que atribuye a sus antecesores. «Es una circunstancia muy particular este exceso de matrícula y tenían que haber previsto porque cuando entran con tres años ya sabes que hay un exceso y tienes la previsión y puedes prever si necesitas un instituto más o no. No se hizo una previsión ni un trabajo de campo», critica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine