El Campello

Las nuevas analíticas descartan que el agua de la playa canina matara al galgo

El Institut d'Ecologia Litoral rechaza vincular el fallecimiento del perro con una intoxicación por biotoxinas

29.06.2016 | 01:15
Las nuevas analíticas descartan que el agua de la playa canina matara al galgo

Un nuevo estudio del Institut d'Ecologia Litoral descarta que la ingesta del agua de la playa canina causara la muerte de un galgo hace una semana. El Ayuntamiento de El Campello, a través de la Concejalía de Medio Ambiente, hizo públicos ayer los resultados del segundo informe técnico realizado por el Institut d'Ecologia en la cala Punta del Riu Sec de El Campello, en el que descarta cualquier posibilidad de que la muerte del can viniera provocada por la ingestión de agua de esta playa, según explicaron fuentes municipales.

Las muestras de esta segunda analítica se tomaron exactamente en el mismo lugar que denunciaron los dueños de la perra llamada Elsa que había ingerido el agua, que advertían una posible intoxicación por diatomea. El informe recoge que la diatomea es un mucílago, que es una substancia natural producida por el fitoplancton marino (algas microscópicas).

Se trata de un proceso natural que se produce por la explosión demográfica del fitoplancton debido a que las condiciones medioambientales son propicias para ello. Tras realizar consultas con el Departamento de Botánica de la Universidad de Murcia, «los técnicos del Institut d'Ecologia han determinado que el organismo predominante en la muestra tomada es un alga eucariota conocida vulgarmente como diatomea de tipo central».

«Para este tipo de diatomea no se ha descrito en la literatura científica capacidad para producir exotoxinas», según recoge el informe. Los fenómenos de toxicidad por este tipo de organismos siempre se han descrito asociados a la ingesta de peces o moluscos pero nunca por consumo directo o por ingesta de agua de mar con este tipo de mucílagos.

Así cabe destacar que estos mucílagos no son tóxicos por sí solos, necesitan de la acción de un molusco, como por ejemplo un mejillón que además debe ser ingerido, para serlo, y por tanto no suponen un riesgo para los bañistas ni para los perros que los acompañan.

Por tanto, concluye el informe que «no es posible asociar la intoxicación por biotoxinas producidas por el fitoplancton como causa probable de la muerte del can».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine