El portavoz de Ciudadanos de Sant Joan denuncia que el partido «está podrido»

Ignacio Gisbert pide la dimisión de la coordinadora local Julia Parra y del concejal José Ángel Rivera

11.06.2016 | 02:46
Gisbert ayer, apoyado por su secretaria y la número 3 de la lista.

Derechos y Garantías estudia su posible suspensión de militancia y expulsión.

El partido Ciudadanos de Sant Joan d'Alacant estalló ayer en mil pedazos en la víspera del comienzo de la campaña electoral. La «bomba» llegaba por la mañana, muy temprano. A las ocho y media el portavoz municipal de la agrupación, Ignacio Gisbert, ofreció una rueda de prensa para arremeter contra su propio partido desde dentro. En su intervención aseguró que «el partido está podrido». No dejó títere con cabeza y pidió la dimisión de todos los responsables de la formación: el coordinador provincial, Emigdio Tormo; el coordinador regional, Emilio Argüeso; la coordinadora local, Julia Parra, y su concejal, José Ángel Rivera. Y hasta acusó al secretario general de Ciudadanos, Albert Rivera, de tener conocimiento «de los pucherazos que se están produciendo y no hacer nada». La tensión fue patente. El concejal de C's al que Gisbert acusa de «amenazas», José Ángel Rivera, se acercó hasta el Ayuntamiento donde se encaró con un exmilitante que apoyaba al portavoz.

«Solicitamos la expulsión por irregularidades y amaños que han podrido el partido por dentro», aseguraba el portavoz de C's en Sant Joan. Lo curioso es que las acusaciones del portavoz de Ciudadanos se refieren a hechos que se remontan a ocho meses atrás. Gisbert salió ayer a« denunciar públicamente lo que sucede dentro del partido y calificó de «pucherazo» el proceso de elecciones primarias del pasado octubre. Denunció que hay un «amaño tanto de las agrupaciones locales como la lista del Congreso y del Senado» e hizo especial mención de la celebración de elecciones para elegir coordinador local, en aquel momento era él, y finalmente salió elegida Julia Parra. Gisbert explicó que la agrupación pasó de tener 22 afiliados en agosto a 76 en el mes de octubre, cuando se celebró la votación. «Hubo gente de la agrupación de Sant Joan que no pudo votar y votó gente que no había visto nunca en Sant Joan», decía.

Consciente de la repercusión que tendrían sus declaraciones, aseguró que no piensa dejar el acta de concejal y afirmó que espera de un momento a otro su propia expulsión.

Precisamente, sus declaraciones tuvieron eco a nivel nacional y el comité de Derechos y Garantías recibió la grabación de sus palabras y estudia la decisión a tomar. El coordinador provincial, Emigdio Tormo, declaró que «las declaraciones de Ignacio Gisbert son gravísimas. Es un cúmulo de falsedades», y se remitía a la decisión que hoy tome Derechos y Garantías. El portavoz de la formación se enfrenta a la suspensión de militancia e incluso a su expulsión del partido. Tormo recuerda que Julia Parra ganó las elecciones primarias «en un proceso limpio y democrático», arrebatando a Gisbert el puesto y considera que debía de haber acogido el resultado «democráticamente». Y reiteró su sorpresa por las declaraciones del portavoz en Sant Joan d'Alacant.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine