Entrada Cristiana

El bando de la Cruz toma San Vicente

Cuarenta bandas de música y espectaculares y cuidados ballets dan vistosidad a la Entrada Cristiana

06.04.2016 | 00:47
El bando de la Cruz toma San Vicente
El bando de la Cruz toma San Vicente

Los cristianos tomaron ayer las calles de San Vicente del Raspeig ante miles de personas entregadas al espectáculo en el que brillaron los ballets que encandilaron a los vecinos y visitantes. El municipio se volcó con sus Moros y Cristianos que celebraban el acto más importante para los festeros, la Entrada. Es la ocasión para lucir sus mejores galas, moverse al ritmo de la música cristiana y saludar con ceremonia al público elevando las armas propias de cada comparsa, espada, navaja, maza o látigo al cielo como muestra de orgullo. Además, el desfile de ayer demostró que la continuidad está servida con la numerosa participación infantil y las carrozas en las que viajaban incluso bebés de escasos meses con las galas de sus comparsas cristianas.

Ni el frío intenso que se coló durante la tarde-noche, ni el partido de fútbol Barcelona-Real Madrid, hizo mermar la asistencia de público. En esta ocasión los cristianos le han dado la vuelta a las cifras y son más numerosos que los componentes de bando moro. Entorno a 2.000 personas según reconocía el presidente de la Federación Asociación de Comparsas Ber-Largas, Ismael García Pastor, desfilaron ayer, entre comparsistas, músicos, bailarinas y boatos. El desfile contó con cuarenta agrupaciones musicales y numerosos y originales ballets que lograron darle ritmo y espectacularidad a la Entrada. La capitanía, ostentada este año por los Estudiantes, fue acompañada por seis bandas de música. Espectaculares fueron las carrozas con forma de galeón en las que viajaban los capitanes adultos e infantiles, acompañadas por un ballet que simulaba las olas del mar. Los Estudiantes contaron con la participación de su comparsa homóloga de Elda y al frente su cabo Rubén Alfaro, el alcalde del municipio.

Tras acabar el desfile, la emoción, la ilusión y la alegría se pintaba en los rostros del capitán, José Miguel Saiz, y la abanderada, Cristina Bastante. «Hemos tenido unas sensaciones espectaculares viendo la cara de la gente cómo animaba y aplaudía», decía el capitán; mientras que la abanderada destacaba que «la comparsa ha disfrutado muchísimo y nosotros también. Es mucho trabajo y esto es la recompensa», resumía aún llena de emoción en el palco de Ber-Largas donde recibían felicitaciones. Representantes de la Undef y de asociaciones de Moros y Cristianos de municipios como Mutxamel, El Campello o Calpe, asistieron al espectáculo desde ese palco donde aplaudieron a los participantes. A escasos metros, el palco de autoridades acogía a representantes del cuatripartito con la presidencia del alcalde, Jesús Villar, vestido con el traje de los Astures, su comparsa, que destacó la gran cantidad de personas y la alegría y el colorido en las calles en el primer gran acto de las fiestas tras el pregón del viernes.

Visigodos, Astures, Navarros, Contrabandistas, Almogàvers, Maseros, Nómadas y Templarios desfilaron con orgullo para mostrar su poderío. Y cerró el desfile la alferecía ostentada por los Cristians, que es además la comparsa más numerosa con 400 componentes. Once bandas acompañaban a los Cristians que encandilaron con su espectáculo en el que no faltaron los caballos, las luchas de espadas, los ballets e incluso un coro. La Entrada Cristiana rebosó alegría e imaginación y da paso a la Entrada Mora que hoy a la seis volverá a llevar la fantasía a San Vicente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine