16 de marzo de 2016
16.03.2016

Un programa para enseñar lo desaprendido

Los terapeutas de la Asociación de Familiares de Personas con Alzheimer les recuerdan cada día a los enfermos cómo vestirse, cómo utilizar los cubiertos o cómo pintar

16.03.2016 | 01:36
Los usuarios realizan cada día gimnasia física y mental.

El programa de estimulación cognitiva para personas con alzheimer y otras demencias en fase moderada y grave, que cada día pone en marcha la Asociación de Familiares de Personas con Alzheimer de Villena y que financia la Obra Social la Caixa, ofrece a los usuarios del centro de día gimnasia física y mental. Con este proyecto terapéutico se intenta frenar el avance de las enfermedades degenerativas de la mente.

El programa de estimulación en el que la Obra Social la Caixa invierte 23.820 euros está destinado a enfermos de alzheimer y otras demencias en su fase moderada o grave. De él se benefician unos 70 usuarios, no sólo de Villena sino también de poblaciones cercanas. La trabajadora social de este centro Mª Isabel Pérez indica que «las actividades que se realizan son acciones terapéuticas y rehabilitadoras a nivel físico y cognitivo (actividades físico-deportivas, psicomotrididad, musicoterapia, actividades manuales, actividades de estimulación cognitiva, etc.)». En definitiva, tiene como objetivo «favorecer unas condiciones de vida digna a personas con Alzheimer u otras demencias en fase moderada o grave y a sus familiares, facilitando la continuidad en su estilo de vida y el mantenimiento de la autonomía» explica.

Así cada jornada, los enfermos de alzheimer aprenden los hábitos de higiene personal, a vestirse, a manejarse con los cubiertos, a pintar, a escribir. Su mente desaprende, olvida y los profesionales del centro de día de Villena se obstinan en que sus neuronas retengan lo que aprendieron siendo niños. Tareas que se realizan mediante actividades grupales e individuales.

Trabajan el lenguaje, la memoria, la atención y concentración, el procesamiento visual y el auditivo pero también ponen en forma el cuerpo. A través del deporte en un gimnasio adaptado fortalecen la psicomotrididad. Tanto el trabajo mental como el físico está encaminado a mantener la mente activa, a mejorar la autonomía del enfermo el mayor tiempo posible y así, aumentar la calidad de vida no sólo del enfermo sino también de sus familiares y cuidadores. No hay que olvidar que este tipo de enfermedades afectan e impactan de forma directa al núcleo familiar ya que la personas requiere casi una dedicación exclusiva.

Además, con este programa se consiguen ciertas mejoras tanto en las funciones físicas del paciente como en su limitada integración social. Su humor mejora, salen de su mutismo y consiguen sonreír.

El centro de día de Alzheimer de Villena está ubicado en el Prado de la Villa y abre sus puertas de lunes a viernes de las 10,00 hasta las 18,00 horas. Regentado por la asociación de Alzheimer de Villena recibe cada año un mayor número de solicitudes de familiares que desean que en su centro intenten frenar el desgate neuronal de su padre o de su esposa.

La demencia es cada vez un tema de salud más importante por su carga social; las demencias edad-dependientes son las que focalizan los planes sanitarios de la comunidad europea. Son cada vez más habituales y precisan de profesionales con una mayor cualificación como los que trabajan en el centro de Villena.

En este sentido, 600.000 personas en España padecen el mal de Alzheimer y que hay 8,5 millones de ciudadanos con más de 65 años en el país, según datos del Instituto Nacional de Estadística.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine