El futuro de la casa Aracil queda en el aire

10.01.2016 | 04:53

Otra de las joyas inmobiliarias presentes en la localidad alicantina de Xixona es la casa Aracil. Situada en la calle del Vall, al lado de la casa Rovira, esta vivienda señorial del siglo XVII, también fue comprada por el Ayuntamiento hace más de quince años. El aspecto derruido y descuidado de la vivienda preocupa a los vecinos del municipio, que temen que se pierda este importante inmueble histórico. Isabel López ha asegurado que se están realizando acciones de mantenimiento continuas para evitar que la casa Aracil no se deteriore todavía más. «El año pasado se reformó la cubierta», apunta López. Pero el futuro de este edificio es incierto, ya que, tal y como afirma López, «cualquier arreglo en esa casa significaría una gran inversión».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine