06 de noviembre de 2015
06.11.2015
San Vicente del Raspeig

El cuatripartito afirma que quiere que los vecinos de Santa Isabel no paguen las reformas

El alcalde avanza que serán los Servicios Sociales quienes determinen qué propietarios pueden afrontar el gasto

06.11.2015 | 01:07

Una muestra de voluntad. El cuatripartito que gobierna San Vicente del Raspeig (PSOE, Guanyar, Sí Se Puede y Compromís) manifestó a los vecinos de Santa Isabel ayer que la intención del Ayuntamiento es que los residentes no tengan que abonar parte de las obras de rehabilitación de los dos bloques incluidos en el nuevo plan de vivienda del Ministerio de Fomento, donde el Consistorio asume 45% del coste de la actuación.

Como se recordará, el cuatripartito aprobó la semana pasada, in extremis, un acuerdo a tres bandas con la Generalitat Valenciana y el Gobierno central para que los fondos destinados a la rehabilitación del barrio incluidos en plan de vivienda de 2012-2015 no se perdieran y permitieran reactivar una actuación que quedó paralizada en el año 2011 por falta de fondos. Este acuerdo contempla que el Estado invertirá 303.876 euros, el Consell 168.794 euros y el Ayuntamiento 395.546 euros, hasta el 45% del total del presupuesto. En el pleno, el equipo de gobierno afirmó que los propietarios tendrían que asumir parte de esta inversión.

Hasta cinco concejales y el alcalde, Jesús Villar, estuvieron presentes ayer en una reunión ya programada hace semanas con los vecinos agrupados en la Asociación de Santa Isabel en la que se trató no sólo el asunto relativo a la rehabilitación sino también diferentes problemáticas que afectan al barrio como las peticiones de mayor seguridad o el impulso de actividades culturales.

«Nuestra intención es que los vecinos no paguen por la rehabilitación dado que sería un agravio comparativo en relación al resto de residentes que ya se han beneficiado de estas mejoras en el pasado», aseguró ayer el alcalde. Así, detalló que serán los Servicios Sociales los que determinen qué propietarios afrontarán parte del pago de la rehabilitación que desde el Ayuntamiento cifraron en 4.500 euros por vivienda.

«Intentaremos que los bancos propietarios de las viviendas donde se han producido desahucios abonen la parte correspondiente a las reformas», aseguró Villar. En este sentido, el acuerdo firmado determina que los bloques a reformar serán el 24 y 25, que reúnen más de 80 viviendas.

No obstante, los técnicos municipales iniciaron ayer mismo al evaluación del estado del bloque 67, uno de los más deteriorados, en especial en los bajos. Para ello se debió solicitar una orden judicial y ahora se determinará si el edificio puede ser objeto de rehabilitación o se encuentra en estado de ruina, lo que haría inviable incluirlo en este proyecto.

«Hay que hacer entender a la gente que todos tenemos que hacer un esfuerzo por continuar rehabilitando el barrio de Santa Isabel», manifestó el primer edil, quien recordó las dificultades que atraviesa esta zona del municipio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine