24 de septiembre de 2015
24.09.2015
San Vicente del Raspeig

Usuarios del bus escolar del Haygón recorren hasta seis kilómetros para llegar a su parada

Un grupo de padres de alumnos de la partida El Moralet reclama a Educación que divida la ruta de transporte actual en dos para habilitar nuevos puntos de recogida próximos a las viviendas

24.09.2015 | 04:30
Punto de la carretera donde se emplazan las paradas de bus.

Hasta seis kilómetros. Esta es la distancia que cerca de una decena de usuarios del autobús escolar del IES Haygón, ubicado en San Vicente del Raspeig, se ven obligados a recorrer para llegar a su correspondiente parada. La reciente adscripción al citado centro de los alumnos residentes en la partida El Moralet ha provocado que la línea que cubre la conexión de las zonas rurales con el instituto aumente su ruta al incorporar puntos de recogida para dar plaza a los nuevos beneficiarios. El problema es que las paradas se encuentran a gran distancia de sus viviendas, superior incluso a los tres kilómetros de separación entre residencia y centro que establece el Consell como barrera para ofertar el servicio de bus escolar.
Esta situación ha generado una respuesta inmediata por parte de los padres de los alumnos del IES Haygón vecinos de El Moralet, quienes reclaman un servicio «accesible y seguro» para sus hijos. «El recorrido actual del autobús de dicho instituto contempla paradas que en varios casos se sitúan hasta a seis kilómetros de nuestras viviendas», exponen los padres de los afectados en el escrito que han presentado ante el departamento autonómico que dirige Vicent Marzà, a la vez que señalan que «independientemente de la distancia, ninguno de nuestros hijos e hijas puede desplazarse a pie hasta la parada que le corresponde dada la orografía del terreno, la peligrosidad de las vías y el tiempo de acceso». Se trata de calles sin aceras ni iluminación que registran una gran afluencia de tráfico a primera hora de la mañana, según denuncian los padres.
Ante este panorama, hay familias que a pesar de ser beneficiarias ni siquiera han solicitado el servicio y los padres han optado por utilizar sus propios vehículos para llevar a sus hijos al centro de secundaria. Sin embargo, a gran parte de los afectados no les queda más remedio que desplazar como pueden a sus hijos a las paradas de autobús, ubicadas en la carretera que une San Vicente y Agost.
Por ello, los afectados han presentado una petición dirigida a la directora territorial de Educación de Alicante, Tudi Torró, en la que plantean la posibilidad de dividir la actual ruta de trasnporte en dos, de forma que las paradas se aproximen a las viviendas de los estudiantes vecinos de El Moralet. Así, estos alumnos tendrían un autobús de dimensiones menores que podría acceder sin problemas a algunas de las estrechas calles de El Moralet y no provocaría un aumentar el recorrido y, por tanto, de la duración del trayecto de la línea que cubre el servicio de las partidas rurales adscritas al IES Haygón. «De ese modo, se solucionarían todos los problemas, siguiendo el ejemplo de lo que ocurre en el CEIP La Cañada del Fenollar, que actualmente cuenta con cuatro rutas de bus, dos de ellas en el Moralet», concluyen los padres.
Este diario intentó obtener una valoración de la conselleria de Educación, sin éxito.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine