16 de agosto de 2015
16.08.2015

La Generalitat abona a Sant Joan casi un millón de euros por el Impuesto de Bienes Inmuebles atrasado de tres años

El Consell paga la deuda de los años 2012, 2013 y 2014 del hospital, parcelas y otras dependencias públicas

17.08.2015 | 01:20
El hospital universitario de Sant Joan en una imagen de archivo.

Tres años después el Ayuntamiento de Sant Joan logra cobrar sus deudas. La Generalitat ha abonado alrededor de un millón de euros al Consistorio en concepto del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de los años 2012, 2013 y 2014 de varios edificios del municipio como parte del hospital universitario, diferentes parcelas y dependencias públicas. Así lo informó el concejal de Hacienda, Llorenç Román, quien detalló que parte de la deuda ha sido pagada por el anterior ejecutivo autonómico aunque el grueso de estas obligaciones han sido abonadas por el actual gobierno del Consell.

«Con este dinero se compensará los gastos que el Ayuntamiento realizó durante esos años, es decir, no podemos invertirlo en lo que queramos porque en teoría ya se ha gastado», detalló el concejal. Entonces, según explicó Román, esta cantidad se quedará reservada y servirá para cuadrar las cajas de los mencionados ejercicios.

El pago de la deuda que el Consell mantenía con el Ayuntamiento es un primer paso, pero el cuatripartito ya ha exigido al nuevo gobierno de la Generalitat la llegada de inversiones al municipio. En concreto, se ha trasladado a la Conselleria de Educación la necesidad de mejoras en los colegios e institutos de la localidad. En este sentido, se ha vuelto a reivindicar la rehabilitación del antiguo instituto Lloixa. «Es competencia de la Generalitat el mantener y mejorar las infraestructuras públicas de educación, esperamos que de ahora en más se nos escuche y alcancemos respuestas», señaló el edil de Hacienda.

Presupuestos
Tal como adelantó este periódico, el cuatripartito se encuentra actualmente inmerso en la redacción de una propuesta de los presupuestos para este 2015. Como se recordará, el anterior equipo de gobierno decidió prorrogar las cuentas de 2014 este año a la espera de cancelar la operación por la que debía abonar al Consell 4,5 millones por la compra de la Residencia de Tiempo Libre (propiedad del ejecutivo autonómico) para entregarla a la Universidad Católica de Murcia para su instalación en el municipio.

Román señaló que las cuentas serán «funcionales» y que se incrementará la partida de servicios sociales, mientras que el resto de la propuesta será similar a la del pasado año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine