18 de marzo de 2014
18.03.2014
El Campello

Las empresas podrán colocar las hamacas y sillas que deseen en las playas

El Ayuntamiento convoca la licitación de diversas zonas de ocio en Muchavista, el Amerador y Carrerlamar La adjudicación será por cuatro años con una prórroga de dos

18.03.2014 | 01:23
La playa Carrerlamar de El Campello en una imagen del pasado verano.

El Ayuntamiento de El Campello permitirá a los adjudicatarios de diversas zonas de las playas de Muchavista, Carrerlamar y la cala Amerador que coloquen el número de sillas y hamacas que deseen, siempre que no supere el máximo establecido por Costas. Así lo recoge el pliego de condiciones que acompaña la convocatoria del concurso para la explotación de estas zonas de ocio por un periodo de cuatro años con una prórroga de otros dos más.

La concejala de Playas, Lorena Baeza, explicó ayer que esta medida pretende ofrecer una mayor flexibilidad a los empresarios, ya que hasta ahora la adjudicación les permitía un máximo de elementos que disponer en estas zonas. En concreto, el pliego establece que «dentro de la ocupación establecida para cada lote el adjudicatario podrá instalar el número de elementos que estime conveniente para el correcto funcionamiento del servicio, sin perjuicio de los mínimos establecidos».

El Ayuntamiento convoca esta adjudicación a través de un concurso abierto. En total se licitan ocho zonas que superan los 7.800 metros cuadrados y en las que se prevé la instalación de seis quioscos, es decir, chiringuitos, hamacas, sombrillas y sillas y, además, zonas para el desarrollo de los deportes acuáticos que habitualmente se ofrecen en las playas de El Campello.

«Este cambio en la adjudicación se produce porque de esta manera son los propios empresarios quienes establecen el número de hamacas o sillas que deben instalar según más les convenga, para ello deberán pagar un canon con unas tasas muy asequibles. Creemos que así les ofrecemos más ventajas y una mayor flexibilidad», señaló la responsable de Playas.

Baeza señaló que existen zonas donde ya está adjudicado el servicio y que año a año se vuelve a convocar este concurso para poder licitar aquellos puntos que se han quedado desiertos la temporada anterior. «Este año se da la singularidad que tras el concurso de acreedores de la empresa Gestkal XXI cuatro chiringuitos de la playa Muchavista se han quedado desiertos», aseguró Baeza, quien apuntó además que las condiciones de diseño y estructura para los chiringuitos de Muchavista y Carrerlamar son exactamente iguales y están reguladas en el pliego de condiciones mientras que el diseño del chiringuito de la cala Amerador será libre y se adjudicará a la mejor propuesta.

El canon que deberán abonar las empresas para poder optar a esta adjudicación oscila entre 830 euros (cala Amerador) hasta los 4.466 euros (playa Carrerlamar). En total el Ayuntamiento prevé unos ingresos por este concepto superiores a los 15.000 euros.

La edil de Playas puntualizó, no obstante, que este es un precio inicial y que las empresas luego pujarán por este servicio y se adjudicará a la oferta más ventajosa desde el punto de vista económico para el consistorio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine